Café con rol: Mi problema jugando oneshots

He decidido estrenar una pequeña sección algo más personal y por tanto irrelevante. Café con rol, básicamente son pequeñas entradas con pensamientos míos y que escribo en lo que me dura el café que tengo delante durante alguna pausa. Como no soy un buen inglés ni italiano, sino un 猫舌 (Nekojita), tardo en tomarlo y necesito que se enfríe. Desperdicio un buen café negro en eso, sí.

Oneshot rolero, una pequeña definición personal

Esto hace dos años no lo habría puesto pero creo que es necesario ya que me he topado con varias interpretaciones. Hay personas que lo definen como aventuras autoconclusivas, otras como una o tres sesiones… En mi caso digo oneshot para partidas de una sesión de unas 2 o 4 horas y con personajes nuevos. Lo sigo considerando en aquellas que por algún casual se alargan un poco más y te dan una segunda sesión. Hay personas que nos vamos por peteneras y no avanzamos por donde toca.

Mi problema con ellos

Alguna vez lo he comentado por Twitter, Discord o distintos lares esto, básicamente es una pincelada, una muestra. Te puede saber delicioso, pero no hay más. E incluso te puede ser algo tan superficial que te impide conocer la realidad del juego.

Cuando juego un oneshot no soy capaz de empatizar con el personaje, es un desconocido de una película que me importa poco y conozco de nada. No es mío ni lo será, no le veré crecer.

También sé que voy a tener un cronómetro en la cabeza. No puedo interpretar en exceso o profundizar ya que si toda la mesa lo hace nos comemos el tiempo.

Mecánicas o ambientación igual. O tienes algo exageradamente simple e insulso o es imposible verlas todas. En un juego creo que la curva de aprendizaje y la agilidad son factores a tener en cuenta. ¿Va a ser siempre igual de lento o rápido? ¿Si juego 2 o 3 sesiones cambiará mucho? ¿A nivel alto… es jugable? Etcétera.

Y, lo que a mí se me hace muy importante muchas veces, la dificultad. Disfruto con el reto de la trama, entender lo que hay detrás, lo sucedido y lo que sucederé. Encajar el puzle y desenmarañar los sucesos. Otra cosa que tengo presente es que si empieza lenta la complejidad no va a ser muy alta, buscará uno o dos plotwist para dar esa chispa y ya. Seguramente antes del epílogo. Otra opción es que sea imposible por guion conocer todo o asumirlo.

¿Esto quiere decir que no me lo haya pasado bien jugándolos? Ni mucho menos. Hay juegos que incluso disfruto más pero son casos muy concretos, como Paranoia y su pared pintada de blanco. O El Asesinato de S.D. de Luis Costa (la única partida de terror donde me he sentido con el estómago revuelto y capaz de empatizar en un oneshot, no por casquería o elementos de mal gusto. Probadla, es genial). Es más, me gusta dirigirlos, pero eso es otra historia.

Simplemente disfruto más otros formatos largos, necesito algo de complejidad en el rol y sentir como hago mío al personaje. Y, sobre todo, ver donde llega y como cambia.

Hasta aquí este café, algo largo, sí. Pero bueno, más frío no se va a quedar. Gracias por leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: